Volvo S80 2.5D Optima – Duro como una piedra

Volvo S80 Frontal izq

Volvo S80 Frontal izq

Esta semana llegó a mis manos el que en su día era el buque insignia  de la marca sueca Volvo, el Volvo S80 2.5D Optima. Esta gran berlina, propia de un verdadero “pureta”, es una berlina grande, muy pero que muy cómoda, espaciosa y, en su época, cargada de tecnología. Equipaba todo tipo de ayudas a la conducción (ESP, ABS, TCS, etc.), sistemas de seguridad y  muchos elementos de confort (climatizador bizona, asientos  de cuero eléctricos, teléfono, etc.), control de crucero, alarma volumétrica y un sin fin de extras.  Es uno de esos coches hechos para devorar kilómetros sin parar y sin cansarte. Además, esta versión lleva el motor 2.5 litros (procedente de Audi) de 5 cilindros en línea que rinde 140cv y casi 300Nm de par que gasta poco más de 5 litros por carretera y te permite recorrer más de 1000 km sin repostar.

Lo cierto es que a pesar de tener 12 años y medio millón de kilómetros, el coche me sorprendió gratamente. Nada más abrir las puertas se aprecia que el interior es de calidad y está pensado para el deleite de sus ocupantes. Ese aire ” señorial” que le otorga tanto cuero y madera “everywhere”, provoca que cuando te sientas en la “gran butaca” que tiene como asiento, te entren ganas hasta de perfumarte con “Varon Dandy, Otelo, Patricks” o similares y de fumar en pipa de lo señorial que te sientes. 

Teniendo en cuenta que los señores de Volvo han estado durante años dedicándose a hacer coches más cuadrados y menos aerodinámicos que coches de origami (debe ser que los diseñadores suecos tenían material limitado y solo los suministraban reglas, escuadras y cartabones) , el Volvo S80 superaba con holgura en diseño y en todo lo demás a su predecesor.

Analizamos en Interior

Volvo S80 Asientos delanteros

Volvo S80 Asientos delanteros

Como ya hemos dicho, el Volvo S80 está pensado para hacer la vida a bordo fácil, cómoda y en parte lujosa. Sus asientos delanteros parecen butacas de cine, son grandes y muy cómodos y en nuestra unidad eran de cuero y alcántara. Gozamos de gran espacio para las piernas y por muy “anchos de huesos” que seamos, las carnes no desbordarán a los asientos. 

Volvo S80 plazas traseras

Volvo S80 plazas traseras

Si viajamos en la parte trasera, tendremos una fila de asientos magistrales, dignos de un marqués. Es impresionantemente amplio y  podemos decir que tiene 5 plazas de las de verdad. Visualmente te das cuenta que cuenta con mucho espacio pero para verificarlo llamé a cuatro amigos, que no nos precisamente pequeños. Una vez llegados a la cita, los 5 morlacos tomamos asientos y los comentarios fueron unánimes “así si viajan cinco en condiciones”. Además, ninguno echaba en falta espacio por encima de nuestras cabezas.

Cabe destacar que para ser un coche que salió al mercado hace 14 años ( el Volvo S80 se comercializo a partir de 1999), ya tenía climatizador bizona, por ejemplo. Además, si eres un business man, debes saber que tienes en el reposabrazos central un maravilloso teléfono del tamaño de una “zapatilla”, en fin… Recordemos que en otros países no era delito el uso del teléfono mientras se conduce.

Dejando de lado los asientos y el espacio del que hemos hablado, tenemos que destacar que no es difícil encontrar una buena postura de conducción. Eso si, encontramos unas cuantas pegas que luego detallaremos.

Analizamos en Exterior

Exteriormente tenemos poco que destacar. La pintura es la de origen y no ha mostrado signos de desgaste ni pérdida de color a causa del sol. Todo encaja a la perfección: paragolpes, tiradores, retrovisores no vibran ni tienen holguras como en otras marcas, que si pones la música vibran los tiradores exteriores de las puertas por ejemplo.

Volvo S80 Trasera2

Volvo S80 Trasera2

Por el contrario, que tiene los típicos desconchones en los paragolpes provocados por algún toquecillo al aparcar ( a nosotros nos desespera la gente que hace eso) pero que han aparecido pasados varios años después de la compra. En otras marcas y modelos como por ejemplo: el Alfa Romeo 156 del que veréis en CAR and GAS una prueba próximamente, surgieron a los meses de salir del concesionario. No sé como, ni con qué pintan algunas marcas los paragolpes…

Desgaste y averías

Lo primero que debes tener en cuenta si piensas comprar  un S80 en el mercado de segunda mano es que es un vehículo que no se caracteriza precisamente por haber salido “malo”. Podemos decir que es de esos vehículos que los tiras por un barranco, lo vuelves a poner en marcha y andando…

Es un coche que está muy bien hecho. Muy bien rematado y todos los detalles están muy cuidados. Todo esto ayuda a que no aparezcan los dichosos ruidos, grillos, etc. que a todos nos desesperan mientras conducimos. No hace falta hacer mucho análisis para comprobar lo que decimos. Basta con abrir y cerrar cualquier puerta para darte cuenta de lo que hablamos, ese ruido que  hace que parezca que el habitáculo queda hermético.

Volvo S80 detalle reposabrazos

Volvo S80 detalle reposabrazos

Dejando de lado el problema endémico del 90% de los coches del mercado, los malditos grillos, vamos a seguir analizando qué tal lleva este premium los 12 años a sus espaldas.

Esta unidad en particular mostraba algunos signos de mucho uso en sus asientos y en algunos elementos del interior. Sinceramente, los asientos están la mar de bien para “el trote” que han recibido. El cuero está algo rozado y tiene marcas propias de no haber recibido un tratamiento adecuado a lo largo de su vida.

El cuero de la palanca de cambios está cuarteado al igual que el reposabrazos, que tiene una zona en la que el cuero está totalmente despellejado (donde el conductor apoya el codo).  El resto de elementos de cuero están, como hemos dicho, francamente bien.

Volvo S80 Consola central2

Volvo S80 Consola central2

Volvo S80 elevalunas - retrovisor roto

Volvo S80 elevalunas – retrovisor roto

Otros elementos afectados por el paso del los años ha sido el botón que regula los retrovisores. Sinceramente creemos que este elemento “ha muerto” debido a un mal uso y no por desgaste natural. La guantera es otro elemento que refleja el paso de los años. Está algo descolgada por su parte izquierda pero también pensamos que es porque ha sido demasiado forzada. Con un uso normal y sin ser un manazas, no debería haber ocurrido esto.

Volvo S80 detalle guantera

Volvo S80 detalle guantera

Salvo un trozo de tela que se está despegando del panel de la puerta del conductor y algún altavoz que está “petao”, no se aprecia nada destacable. Volante, reposabrazos  de la puerta, paneles, salpicaderos, botoneras, todo está impecable.

¡Tenemos interior para rato!

Mecánicamente hablando esta unidad ha sufrido la avería que suelen sufrir casi todo el propietario de un motor TDI, el dichoso caudalímetro (Bosch debía de venderlos en mercadillos o en Todo a 1€ porque vaya toalla…). Es una avería que  su arreglo ronda los 500€ pero al ser un fallo  “fácil” de detectar, si eres un poco McGyver puedes solucionarlo limpiándolo  tú mismo y ahorrándote ese dinerillo.

Por lo demás y con sus 500.000Km, el sueco se muestra firme y fiel a lo su imagen y comportamiento de origen. Solo ha pasado por taller para revisiones y mantenimientos obligados por el paso de los kilómetros. No tiene holguras, ruidos en la dirección, “traqueteos” procedentes de amortiguadores, nada de nada.

No obstante, y aunque esta unidad en concreto no haya sufrido fallos graves, debes saber que este modelo, a parte del citado caudalímetro, solía tener un par de fallos que tarde o temprano aparecían: El retrovisor electrocromático ( vamos que se oscurece cuando para evitar que te deslumbre)  cascaba, empezada a quedarse como las pantallas de los Casio de 2000 pelas que teníamos de pequeños ( y que tan de moda se han puesto ahora). Los aireadores que hay en la parte superior del salpicadero se partían literalmente debido a las altas temperaturas, algo imperdonable en un coche de esta categoría y “sueco” ( como si en suecia tuvieran 20ºC todo el año…) y los altavoces se rompían con bastante facilidad.

Opinión CAR and GAS

Estamos ante una berlina premium de avanzada edad pero que está en mejor forma que muchas berlinas medias con la mitad de años.  Si tenemos en cuenta todo lo anteriormente citado, podemos decir que si queremos comprar una berlina en el mercado de segunda mano, esta es una compra segura ya que es uno de estos coches que tienes que cambiarlo porque te aburres de él y no porque te deje tirado en la primera cuneta por la que circules.

Volvo S80 volante

Volvo S80 volante

Si que es cierto que CAR and GAS no hubiera elegido alguno de los extras que esta unidad dispone como por ejemplo: el volante de madera. Nos parece de los más hortera y poco práctico. Si dejas el coche al sol, cuando vuelvas montarte podrás hacerte unas ricas pancetas en tu volante-barbacoa.

Las llantas son otro de las cosas que nos parece que no encajan en un coche de estas características. Parecen sacadas del “girociclo de Homer en los Simpsons”. Teniendo en cuenta el dineral que costaba nuevo, podían haber puesto una pulgadita más a esas llantas.

Volvo S80 Llanta

Volvo S80 Llanta

Te recomendamos que si vas a comprar uno, te enteres si ha cambiado el caudalímetro, salvo que seas un poco mañoso.  Y ya que estamos metidos en elementos mecánicos, tenemos que decir que el bloque motor que monta esta unidad, el 2.5D del que hemos hablado le viene como anillo al dedo para moverlo con soltura. Estos motores solían regalar unos cuantos caballos más, digamos que alguna decena incluso y eso se agradece. Echamos en falta una sexta marcha, aunque el escalonamiento de las 5 que tiene es correcto. A CAR and GAS le gusta la entrega de potencia de los antiguos TDI (aunque para gustos colores). A menos de 2000 rpm pisas el acelerador y la respuesta es nula pero si esperamos un pelín pasamos de: nada, nada, nada ,nada a hiper-espacio en “cero coma”. Estos motores entregaban todo de golpe y eso “nos mola”. Además, que a 120km/h nos gaste 5litros de diesel, a nuestro bolsillo le viene muy pero muy bien.

Hay una cosa curiosa, que en este caso beneficia en la posible compra de un S80, y es que la marca Volvo, en España se devalúa una barbaridad. Un Volvo S80 nuevo que puede llegar a costar 50000€, lo podemos encontrar en el mercado de ocasión con 4 añitos por poco más de 12000€. Es algo que no entendemos puesto que en EEUU, por poner un ejemplo, Volvo es sinónimo de gente con poder.

Volvo S80 Compra Segura

Resumiendo: Si decides comprar un Volvo S80 harás una de las inversiones más inteligentes que puedas hacer. Por poco dinero tendrás una berlina con pocos años, fiable, cómoda, ahorradoras, duradera y que no traerá quebraderos de cabeza.

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 116 post .

CTO Grupo Mengio – CARandGAS – ElGrancircoF1 – Apasionado del Motor

Deja un comentario